Etiquetas

,

Estos dias he tenido la oportunidad de escaparme a conocer algo de Israel…Mi primera parada ha sido Jerusalen y sin duda no me ha decepcionado. Es una ciudad mágica en la que se respira espiritualidad y paz por todos sus rincones. Holy land o Tierra Santa para las tres religiones más importantes del mundo: la cristiana, la judia y la musulmana…

Impresiona saber que cada paso que das en Jerusalen tiene una historia detrás…

A mis espaldas Jaffa Gate una de las puertas por las que se entra a la Ciudad Vieja. Mi outfit: jersey de Zadig& Voltaire, camisa de cuadros de Scalpers, jeans de H&M, botines y chaqueta de Zara y bolso de Loewe.

Recién llegada me di una vuelta por la old city y acabé en el Muro de las Lamentaciones nada más y nada menos que un viernes dia sagrado para todos los judios (desde que anochece el viernes hasta la noche del sábado) el llamado Shabat.

Todos los judios allí presentes cantaban, rezaban, bailaban con sus mejores vestimentas y verlo fue realmente mágico. Estaba prohibido hacer fotos pero hice esta a escondidas para que veais lo que os digo…Como se puede ver la parte de la derecha es para las mujeres y la parte de la izquierda (mucho mayor) para los hombres. Todas las mujeres cuando terminaban sus rezos salian caminando hacia atrás no dando la espalda al muro y yo al verlas hice lo mismo.

Al tocar la pared y poner la frente sobre ella sentí una vibración extraña quizás por toda la gente que la tocaba y rezaba en ese momento…y desde ese instante el resto de los dias cada visita a cada rincon de la Ciudad Santa ha sido especial.

Detrás de mi el Western Wall o Muro de las Lamentaciones…

Panes típicos que venden por las calles de la Ciudad Vieja..los redondos pequeños están rellenos de dátiles.